Aceite de oliva Picudo

En nuestro análisis de las variedades de aceite de oliva, tras el estudio de las variedades Picual, Hojiblanca, Cornicabra, Arbequina, Lechín de Sevilla, Empeltre y Verdial nos centramos hoy en otra de las más importantes dentro de las más de 260 variedades presentes en España: PICUDO.

España es un país con una gran diversidad climática y orográfica. El centro-sur-este español presenta unas condiciones climáticas perfectas – inviernos suaves, primaveras y otoños lluviosos y veranos cálidos y secos – para el cultivo del olivo. El gran número de variedades de aceituna empleadas, la adaptación con el tiempo de las mejores variedades a los microclimas y características concretas del suelo, han permitido el florecimiento de una amplia gama de aceites de oliva con una gran diversidad de aromas y sabores. En general, los aceites de oliva españoles presentan un intenso aroma afrutado que recuerda a la aceituna madura.

PICUDO

El ápice curvado y con forma de pezón de las olivas da su peculiar nombre a esta variedad. También es conocida en algunas regiones como Pajarero, Carrasqueño, Picudo Blanco o Paseto.

La producción de esta variedad ocupa más de 60.000 hectáreas, la mayor parte en Córdoba, en la zona sureste, de la Denominación de Origen Baena, aunque también se encuentra en Granada, Málaga o Jaén.

Los olivos de la variedad Picudo son vigorosos, rústicos, de porte abierto y copa espesa. Son tolerantes ante las sequías (aunque algunos expertos sostienen que soportan mejor la alta humedad que las sequías) o las heladas (en esto todos están de acuerdo), presentando una gran capacidad de enraizamiento adaptándose bien a los suelos calizos.

Las hojas grandes, largas y anchas otorgan al olivar ese color verde muy oscuro que lo hace tan reconocible.

Las aceitunas de la variedad Picudo son de maduración tardía (desde final de Noviembre a final de año), de color negro en esta etapa y de gran tamaño. Se dice que las olivas Picudo son las segundas más grandes de las dedicadas a la producción de aceite. Su peso medio casi alcanza los 5 gramos y su relación pulpa/hueso es elevada, casi de 6,3. La producción es aceptable, aunque se trata de una variedad vecera, sensible al repilo y a la tuberculosis.

El rendimiento en aceite es alto, con un contenido graso de esta variedad cercano al 20% aunque tiene gran resistencia al desprendimiento, lo que dificulta su recolección. También se aprovechan como aceitunas de mesa, tanto verde como estilo californiano.

El aceite de  oliva virgen de esta variedad presenta buenos contenidos en vitamina E y en polifenoles. Su composición de ácidos grasos se acerca a la de la variedad Lechín y al igual que éste, su estabilidad es de tipo medio, delicado ante la oxidación. Su contenido en ácido oleico es cercano al 70%, aunque, como siempre, puede haber variaciones significativas en cada cosecha.

Las características organolépticas de estos aceites de oliva vírgenes son muy buenas, con gran equilibrio, muy suaves al paladar, sin sabores, duros y fluidos y ligeros.

Fuente texto:

http://www.asoliva.es/menu/frame_espa_v.htm

http://www.infoagro.com/olivo/aceite_de_oliva2.htm

Fuente fotos:

http://suertealta.es/img/olivos.jpg

http://www.cocina.org/uploads/img_diego_1163011149.jpg

http://www.aceiteoliva.com/wp-content/uploads/2009/12/baena.jpg

Otros Artículos Relacionados

One Thought to “Aceite de oliva Picudo”

  1. […] de oliva virgen extra de Baena es obtenido del fruto del olivo Olea europea de las variedades Picudo o Carrasqueño de Córdoba, Lechín, Chorrúo o Jardúo, Hojiblanca y […]

Leave a Comment