Aceite de oliva virgen ecológico

Los llamados alimentos ecológicos están cada vez adquiriendo más importancia en la cesta de la compra de los ciudadanos consumidores de los países más industrializados occidentales. La preocupación por la salud está cada vez más vigente y esto lleva (nos lleva) a muchos a considerar las posibles implicaciones de los métodos industriales de producción de alimentos en nuestra salud. Ahí es donde aparecen los productos ecológicos para dar una respuesta a esta preocupación.

Con un poco de retraso, pero cada vez con mayor fuerza, el aceite de oliva virgen ecológico se está incorporando a la dieta de muchas de estas personas preocupadas por su salud y que ya llevaban tiempo escogiendo productos ecológicos.

El aceite de oliva virgen extra ecológico representa un paso más allá en la calidad del aceite de oliva. Este aceite de oliva virgen extra ecológico debe ser obtenido en una almazara autorizada para elaborar aceite ecológico y debe proceder de aceitunas cultivadas sin la utilización de ningún tipo de producto fitosanitario químico de síntesis ni abonos químicos. Además, es necesario que las técnicas de cultivo empleadas en el olivar del que procede este aceite garanticen que las aceitunas están libres de todo tipo de residuo de pesticidas o de algún otro componente químico potencialmente nocivo para nuestra salud. Para lograr estos objetivos los abonos químicos se sustituyen por estiércoles, los plaguicidas por barreras naturales y trampas ecológicas, y los herbicidas por escarda natural.

Las  características de la producción del aceite de oliva virgen extra ecológico garantizan el máximo respeto por el medio ambiente al utilizarse en el cultivo del olivar únicamente productos naturales. El respeto por el entorno, intentando evitar la contaminación de aguas y suelos, y la preservación de la cultura tradicional son otros de los objetivos de la producción del aceite de oliva ecológico.

Por supuesto, que un aceite de oliva virgen sea ecológico no es el único parámetro de calidad del aceite. Es fundamental que las aceitunas de las que se obtiene el aceite estén sanas, que se recolecten en su momento idóneo, que se molturen el mismo día de la recolección y que el aceite de oliva sea almacenado de forma adecuada.

La obtención del aceite de oliva virgen ecológico ha de elaborarse en una almazara autorizada para la producción de aceite ecológico. En estas almazaras se limpian, lavan y clasifican las aceitunas según su variedad y su calidad.

Una vez obtenido el aceite de oliva ecológico, mediante tratamientos de extracción en frio y utilizando sólo medios mecánicos o procedimientos físicos, se debe conservar en depósitos de acero inoxidable o fibra de cristal y se debe mantener alejado de la luz solar, evitando movimientos bruscos y con la temperatura controlada.

En casi todas las comunidades autónomas españolas se ejerce control y certificación de los productos de agricultura ecológica a través de los Consejos o Comités de Agricultura Ecológica, que se encargan de vigilar el cumplimiento del Reglamento CEE 2090/91, normalizado por la Unión Europea, que garantiza que el aceite de oliva virgen ecológico cumple todos los requisitos marcados por la ley.

Comprar aceite de oliva virgen extra ecológico garantiza, por tanto, adquirir un producto que ha sido sometido a controles muy estrictos para garantizar su buena calidad.

Fuente texto:

http://www.aceite-de-oliva.es/aceite-de-oliva-ecologico.html

http://www.sabor-artesano.com/producto-ecologico.htm

Fuente fotos:

http://www.aceiteoliva.com/wp-content/uploads/2009/03/etiqueta.jpg

http://www.productosecologicossinintermediarios.es/olivos-1.JPG

http://aceitevirgen.com/tienda_osc/images/lata1l_2jpg.jpg

Otros Artículos Relacionados

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.