Denominación de Origen Aceite del Bajo Aragón

El aceite de oliva virgen extra con Denominación de Origen Aceite del Bajo Aragón es un aceite cuya producción y olivar se encuentran en la comarca conocida como Bajo Aragón y que incluye municipios de Teruel y de Zaragoza. El Consejo Regulador de la Denominación de Origen se constituyó en octubre de 2001.

Los comienzos de la actividad oleícola se remontan a la presencia en la península ibérica de fenicios o griegos aunque su importancia arrancó con la llegada de Escipión, según se deduce del libro de Avienus Ora Marítima, en el que se denomina al Ebro “oleum flumen”, esto es, río del aceite.

Se estima que durante la primera mitad del siglo XVI el olivo en el Bajo Aragón alcanzó su máxima expansión, con una extensión probablemente superior a la actual, para iniciar un lento declinar debido a otras preferencias de cultivo y diferentes avatares políticos y ecológicos. En los últimos años ha repuntado la importancia del olivar con el despertar del sector empresarial de la comarca.

En la actualidad el cultivo del olivar bajo la Denominación de Origen alcanza las 37.000 hectáreas, estimándose en el momento de máximo esplendor en 80.000, repartidos en 77 municipios de Teruel, con dos tercios de los mismos, y Zaragoza, el tercio restante. En la actualidad hay 34 empresas inscritas en el Consejo Regulador del Aceite del Bajo Aragón.

La mayor parte de las explotaciones, alrededor del 60%, son de tipo familiar y cooperativo, con superficies de cultivo por debajo de 20 Has. Las explotaciones familiares tanta de secano como de regadío tienen unas superficies medias de cultivo por debajo de las 2,5 Has y se suelen asociar al cultivo de almendro, melocotoneros o cereales.

El aceite de oliva virgen extra del Bajo Aragón se obtiene mediante procedimientos mecánicos de acuerdo a las reglas establecidas por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen.  Como todos los aceites de oliva etiquetados como extra vírgenes los Aceites del Bajo Aragón deben cumplir los criterios de calidad y los criterios de pureza exigidos para los aceites de oliva extra virgen y que garanticen la calidad de esos aceites.

Las características más representativas del Aceite del Bajo Aragón son:

  • su aspecto, que es limpio, sin turbiedad o suciedad
  • su color amarillo con matices que abarcan desde el amarillo dorado al oro viejo, característicos de la variedad Empeltre
  • su sabor, siendo un aceite de oliva extra virgen suave, fluido y muy agradable en boca, con sabores que recuerdan la fragancia del olivo.

La variedad de olivo utilizado preferentemente para obtener el aceite de oliva extra virgen del Bajo Aragón es Empeltre. La proporción mínima de la variedad empeltre debe ser del 80% y la de Arbequina y Royal no debe superar el 20%. De este modo, el Aceite del Bajo Aragón impulsa y utiliza la variedad cultivada en el Bajo Aragón por excelencia de sus orígenes.

Fuente texto e imágenes: http://www.aceitedelbajoaragon.es

Otros Artículos Relacionados

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.