Las grasas y la depresión

Un estudio publicado recientemente en la revista PloS One indica que el consumo de grasas saturadas y grasas trans aumenta el riesgo de padecer depresión. Por el contrario, el consumo de grasas poliinsaturadas (como las omega-3 o las omega-6, presentes en pescados azules o frutos secos) y de aceite de oliva protege contra las enfermedades mentales y se asocian a un menor riesgo de padecer depresión. Conviene recordar, como siempre, que todos los efectos beneficiosos asociados al aceite de oliva y que hemos venido recogiendo en nuestras entradas sobre salud…

Leer Más