Propiedades del aceite de sésamo

Continuamos profundizando en nuestro interés por el aceite de sésamo, un aceite muy poco utilizado todavía en los países occidentales pero que ha sido un componente fundamental de las dietas de muchos países asiáticos, así como de sus remedios naturales y de ceremonias religiosas.

Hoy nos centramos en presentar las propiedades que se han relacionado con el consumo y el uso externo del aceite de sésamo, derivadas de la composición de este aceite que os resumíamos en una entrada anterior.

aceite de sesamo

Propiedades del aceite de sésamo

Vamos a ir viendo las propiedades del aceite de sésamo en relación a sus diferentes componentes, si bien no hay que olvidar que la acción de los alimentos sobre el organismo humano no es igual a la suma de los efectos de cada componente por separado, sino que estos actúan de forma sinérgica.

El aceite de sésamo es muy rico en ácidos grasos poliinsaturados omega-6. El consumo de estos ácidos grasos está relacionado actualmente con la protección del aparato circulatorio, al disminuir los niveles de colesterol LDL, el malo, y los triglicéridos. De esta manera, el aceite de sésamo, consumido en las cantidades adecuadas, puede ayudar a prevenir diferentes problemas cardiovasculares como la aparición de trombos en los vasos sanguíneos, embolias, ictus, infartos o hipertensión. Además, al mejorar la circulación periférica el aceite de sésamo se puede utilizar, en forma de masaje, para calentar manos y pies de forma muy eficaz.

El aceite de sésamo contiene componentes analgésicos, lo que unido a la acción antiinflamatoria asociada a sus ácidos grasos, lo convierte en un buen remedio para diferentes tipos de dolor: dolor de cabeza, vértigo, artritis reumatoide, dolor de oídos o muscular. Se puede utilizar tanto en la dieta, añadiendo algunas gotas de aceite de sésamo a una ensalada, por ejemplo, o externamente, para hacer masajes en las zonas doloridas.

Por estas razones, el aceite de sésamo también viene muy bien para tratar los dolores asociados a la menopausia así como los espasmos intestinales. Incluso, se recomienda utilizar el aceite de sésamo para paliar la sequedad vaginal asociada a veces a la menopausia.

aceite de sesamo masaje

El aceite de sésamo posee propiedades antioxidantes por su alto contenido en Vitamina E. Gracias a ello, el aceite de sésamo se conserva muy bien y, además, ayuda al cuerpo a protegerse de las enfermedades degenerativas al contribuir a eliminar los radicales libres.

Por último, las propiedades antiinflamatorias y bacterianas de algunos componentes del aceite de sésamo lo hacen muy útil en tratamientos externos de problemas de piel, cabello o bucales.

Para una información más detallada os recomiendo consultar el artículo al respecto en botanical-online.

Como vemos el aceite de sésamo tiene estas aplicaciones destacadas:

  • Como parte de la dieta. Incorporándolo en pequeñas cantidades para dar sabor y aroma a algunos platos o ensaladas mejorará el funcionamiento del sistema cardiovascular y tendrá acción antiinflamatoria.
  • Como aceite para masajes. Muy util en problemas variados de piel (incluso los asociados al frío) y de cabello.
  • Como parte de colutorios para solucionar problemas bucales.

Otros Artículos Relacionados

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.