Precios del aceite de oliva en 2014

27 de marzo de 2014

precios Aceite_de_oliva-2014

El precio del aceite de oliva arrancó el 2014 con fuertes descensos respecto a los precios del año anterior por las mismas fechas.  La cotización del aceite de oliva virgen extra se situó por debajo de la barrera psicológica de los 2 euros desde comienzos de año. Durante esta semana, según se puede consultar en POOLred, el sistema de información de precios en origen del aceite de oliva, el precio del aceite de oliva se ha situado de media:

Aceite de oliva virgen extra: 1,974 euros

Aceite de oliva: 1,814 euros

Aceite de oliva lampante (Base 1º): 1,682 euros

Las caídas en el precio del aceite de oliva superan el 30% respecto al 2013, donde en los meses de febrero y marzo llegó a venderse por encima de los 3 euros el litro.  Sin embargo, desde esas fechas el precio no ha parado de bajar.

Las razones para este descenso de precio son varias. Las más importante son, por un lado, la gran cosecha del 2013, superior a la de las últimas temporadas. Estas previsiones contribuyeron en gran medida al descenso de precios a partir de marzo, si bien la falta de precipitaciones durante el otoño modificaron las predicciones ligeramente a la baja. Se estima que la producción rondará los 1,65 millones de toneladas, lo que supondría batir el récord de 1,61 millones de la campaña de 2012. Debido  a los menores precios del aceite de oliva las exportaciones se incrementaron un 45% sobre la campaña pasada y un 30% sobre la media de las últimas cuatro campañas.

Por otro lado, los olivareros aseguran que varios factores están influyendo en esta brusca disminución del precio del aceite virgen extra, que se ha traslado también al resto de las categorías. Las almazaras indican que han tenido que vender más aceite del que querrían para responder a los costes de recolección que han tenido que afrontar. A esto hay que unir también la falta de capacidad de almacenamiento en la que se han encontrado numerosas cooperativas e industrias aceiteras al recogerse muy rápido la cosecha de aceituna ante la escasez de lluvias durante el otoño, según indica el diario de Córdoba.

A pesar del fuerte descenso en los precios del aceite de oliva en origen, este no se ha trasladado a la venta al público puesto que la mayor parte del aceite de oliva presente en las estanterías fue adquirido a precios más elevados. Esta caída en las cotizaciones se trasladará a las tiendas en los próximos meses.

Sin embargo, aunque desde la perspectiva del consumidor pueda parecer que este descenso en los precios es beneficioso, conviene tener en cuenta que los precios del aceite de oliva están situados en unos mínimos muy preocupantes para los productores debido al peso y al papel que operadores y distribuidores juegan. Unos precios tan bajos, para un alimento de la calidad del aceite de oliva virgen extra, que no lo olvidemos, es zumo de aceituna, pueden poner en peligro la supervivencia de los productores tradicionales. Como consumidores hemos de tener en cuenta que apoyar a un sector estratégico es fundamental para defender la calidad de nuestros alimentos. El aceite de oliva tiene un valor de mercado muy por debajo de su valor de uso, no deberíamos olvidar esto nunca y e intentar apoyar a las almazaras, quizás asentando la compra directa por internet a los productores, disminuyendo la importancia de esos intermediarios que están contribuyendo a poner en jaque al sector.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *