La dieta mediterránea previene problemas circulatorios en las piernas

17 de Abril de 2014

aceite de oliva problemas circulatorios piernas

Durante este último mes hemos venido recogiendo algunas de las conclusiones más importantes del estudio PREDIMED realizado durante siete con el objetivo de analizar los efectos de la dieta mediterránea en la prevención primaria de la enfermedad cardiovascular. Al final del artículo encontraréis información detellada sobre este estudio, uno de los más importantes enfocados al análisis de las relaciones entre dieta, dieta mediterránea, concretamente, y salud realizados en los últimos años.

En entradas anteriores hemos visto cómo:

La dieta mediterránea es protectora a nivel cardiovascular

La dieta mediterránea es saludable para el cerebro

En el primero de estos artículo se presentaba las conclusiones del estudio PREDIMED en relación a la influencia de la dieta mediterránea en los infartos, de corazón y de cerebro. Las conclusiones que presentamos hoy tienen mucho ver con ello puesto que si la dieta mediterránea tiene un efecto beneficioso a nivel cardiovascular en el corazón y en el cerebro, muy probablemente lo tendrá en las extremidades.

La dieta mediterránea previene problemas circulatorios en las piernas

Según indican los investigadores, La dieta mediterránea previene problemas circulatorios en las piernas o arteriopatía periférica.

La arteriopatía periférica es una condición que afecta al 5% de la población mayor de 50 años y que se manifiesta por dolor al caminar (generalmente en las pantorrillas) y que se atenúa al detenerse, pudiendo también en ocasiones presentar complicaciones como úlceras o heridas que no cicatrizan, infecciones en los pies o incluso gangrena. Los fumadores, los diabéticos y quienes tienen elevada la presión arterial o el colesterol son los más propensos a padecer arteriopatía periférica.

Las conclusiones del estudio PREDIMED muestran que la dieta mediterránea con aceite de oliva virgen reducía en un 66% el riesgo de esta complicación, comparada con la dieta baja en grasa recomendada por la Asociación Americana del Corazón (AHA), mientras que la dieta mediterránea suplementada con frutos secos (nueces, avellanas, almendras, etc.) lo hacía en un 50%.

Según los autores, el estudio marca un antes y un después en las recomendaciones alimentarias para la prevención cardiovascular a nivel mundial: “Los datos confirman que los cambios en la dieta tienen importantes beneficios en la prevención cardiovascular. Predimed ha cambiado el concepto de dieta cardiosaludable”.

Aquí os dejamos un artículo con esta noticia desarrollada con algo más de detalle:

El aceite de oliva también reduce el riesgo de problemas circulatorios.

El estudio PREDIMED, fue realizado por un equipo multidisciplinario, formado por 19 grupos de investigación distribuidos en 7 comunidades autónomas, que reunía a médicos clínicos de hospital y de atención primaria, epidemiólogos e investigadores básicos, procedentes de distintas instituciones estatales y autonómicas”

En el estudio PREDIMED se “han incluido cerca de 7.000 participantes asintomáticos, pero con un alto riesgo cardiovascular, a los que se va a seguir durante un tiempo medio de 5 años para evaluar, en primer lugar, la incidencia de episodios clínicos de enfermedad, en segundo lugar, mortalidad de cualquier causa y desarrollo de otras patologías crónicas y, en tercer lugar, cambios en biomarcadores de riesgo cardiovascular”.

Aquí podéis encontrar una presentación en detalle del estudio PREDIMED.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *