Posibles propiedades ansiolíticas del aceite esencial de Lavanda

esencial-de-lavanda

Los aceites esenciales son productos naturales con una gran tradición de uso en farmacia, alimentación o cosmética. Algunos de ellos se emplean en fitoterapia y aromaterapia como remedios naturales con propiedades ansiolíticas, siendo el aceite esencial de lavanda y los obtenidos de cítricos los más comúnmente utilizados con finalidad relajante.

Profundizamos en las posibles propiedades ansiolíticas del aceite esencial de Lavanda a partir del trabajo Efectos de aceites esenciales sobre el receptor GABA y el transportador de serotonina, presentado por Víctor Lópezy Anna K. Jäger, pertenecientes a una universida de Zaragoza y de Copenague, durante el 7º Congreso de Fitoterapia de la SEFIT, celebrado Alicante, España, entre el 18 y 20 de octubre de 2013.

Posibles propiedades ansiolíticas del aceite esencial de Lavanda

La Lavanda (Lavandula angustifolia) es un arbusto perenne, con inflorescencias de flores aromáticas de color malva, natural de los paises mediterráneos. Se empleó mucho en la Edad Media para esparcir por el suelo de casas e iglesias para aromatizarlas, desinfectarlas y protegerlas de la peste.

Diversos autores indican que la lavanda es excelente para la ansiedad y para síntomas relacionados con el estrés (dolores de cabeza, migrañas, neuralgias, insomnio, palpitaciones). Levanta el ánimo y restaura la energía en el cansancio y el agotamiento nervioso(1). En animales de laboratorio se ha comprobado acción anestésica local y una actividad sedante, neurodepresiva.

La Comision E indica la lavanda para estados de intranquilidad, insomnio y trastornos digestivos de origen nervioso. El aceite esencial, aplicado topicamente, se emplea para aliviar cefaleas(2).

En el trabajo mencionado se estudió el efecto de aceites esenciales comerciales de lavanda (Lavandula angustifolia), naranja dulce (Citrus sinensis) y mandarina (Citrus reticulata) así como algunos monoterpenos (linalol, acetato de linalilo, limoneno y terpineno) sobre el receptor GABA y el transportador de serotonina en membranas obtenidas de cortex cerebral de ratas Wistar.

Los resultados obtenidos demuestraron que el aceite esencial de lavanda así como uno de sus principales constituyentes, el linalool, actúan como inhibidores selectivos del receptor de serotonina (ISRS) a altas dosis.

Referencias complementarias:

1. El tutor de las plantas medicinales. Autora: Anne McIntyre

2. Fitoterapia. Vademecum de prescripción. 4ª Edición. Editores: Bernat Vanaclocha y Salvador Cañigueral.

Otros Artículos Relacionados

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.