Aceites esenciales para tratar infecciones urinarias

aceites_esenciales

Las plantas medicinales y en concreto los aceites esenciales han sido empleados como agentes antimicrobianos contra diferentes patógenos a lo largo de la historia. El desarrollo de resistencias a fármacos por los microorganismos es uno de los principales problemas en el tratamiento de numerosas enfermedades infecciosas tales como las infecciones del tracto urinario. Por este motivo, los aceites esenciales pueden constituir una interesante herramienta para la prevención y tratamiento de éstas.

Aceites esenciales para tratar infecciones urinarias

Profundizamos en las posibles propiedades de los aceites esenciales para tratar infecciones urinarias a partir de un trabajo destinado a evaluar la actividad antimicrobiana del aceite esencial del árbol del té (Melaleuca alternifolia) y citronela (Cymbopogon wintherianus) contra los microorganismos más frecuentes en las infecciones genitourinarias como Escherichia coli, Proteus mirabilis, Staphylococcus saprophyticus y Candida albicans.

Melaleuca alternifolia, comúnmente conocida como árbol del té de hoja estrecha, es una especie de arbusto de la familia Mirtaceae. No debe confundirse con Camellia sinensis, planta con la cual se hace el té.

La citronela (Cymbopogon wintherianus) es una planta natural de Ceilán y la costa Malabar y naturalizada en otros lugares como América y África. Tiene características y propiedades semejantes a Cymbopogon citratus y de la que también se obtiene aceite esencial de citronela y es utilizado para ahuyentar los mosquitos y empleado como insecticida industrial.

Este estudio fue presentado bajo el título Actividad antimicrobiana in vitro del aceite esencial de citronela (Cymbopogon wintherianus) y del árbol de té (Melaleuca alternifolia) frente microorganismos causantes de infecciones del tracto urinario, por Borja Álvarez, Víctor López, César Berzosa, Elisa Langa, Carlota Gómez-Rincón y Marta Sofía Valero, de la Facultad de Ciencias de la Salud, Universidad San Jorge, Villanueva de Gállego, España, durante el 7º Congreso de Fitoterapia de la SEFIT, celebrado Alicante, España, entre el 18 y 20 de octubre de 2013.

La conclusión del estudio fue que ambos aceites esenciales mostraron actividad antimicrobiana, teniendo mayor actividad el árbol del té que la citronela, salvo ante Escherichia coli, sobre la cual no tuvieron efecto. Se estima que el efecto podría deberse a compuestos de tipo monoterpénico.

Conviene tener en cuenta la siguiente advertencia recogida en el artículo de la wikipedia sobre el árbol del té:

El aceite de árbol del té es tóxico por ingestión en bajas dosis tanto para los niños pequeños, como para los animales de compañía.Los síntomas relacionados con la ingestión del aceite del árbol del té incluyen la ataxia, mareos, náuseas y cierta desorientación. En dosis altas puede causar coma.

El aceite parece también tener propiedades estrogénicas, por lo que no deben usarlo las mujeres que tengan riesgo o historial familiar de tumores mamarios o uterinos. Se le considera responsable del aumento de los senos (ginecomastia) en muchachos prepúberes que utilizaban jabones o champú que contenían este aceite.

En todo caso no debe ingerirse, y solo usarse en personas adultas, sobre la piel o cuero cabelludo, en pequeñas dosis y por periodos de tiempo limitados

Otros Artículos Relacionados

Deja un Comentario