Receta de salsa ali oli

 receta ali oli

El alioli es una salsa típica de la gastronomía mediterránea formada por una emulsión de aceite de oliva y ajo. De hecho, el nombre de alioli proviene del catalán y significa “ajo y aceite”. En algunas zonas de Africa existe una salsa similar llamada Toum. Vemos hoy como preparar esta potente y deliciosa salsa alioli.

El alioli se suele emplear como acompañamiento de platos muy variados. Lo podemos encontrar junto a:

  • pescado (en especial con bacalao) y pescados fritos
  • mariscos (calamares, sepia, gambas, etc)
  • arroces ( arroz a banda, el caldero y el arroz negro)
  • Fideuá
  • patatas fritas, hervidas o al horno
  • carnes a la brasa
  • verduras a la plancha o la brasa
  • En Cataluña es típico tomarlo en platos locales como las butifarras con judías blancas o como el conejo a la brasa con alioli
  • Simplemente con pan. Aquí os dejo una gran receta para preparar pan casero con aceite de oliva.

Receta de salsa ali oli

Se puede hacer la salsa únicamente con ajos, sal y aceite, aunque algunos lo encuentran difícil de ligar, y añaden, al principio, una yema de huevo, lo que convertiría al alioli en una mayonesa con ajo.

Hoy vamos a ver como preparar la receta tradicional.

Ingredientes del alioli:

  • Ajo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Es coveniente que el aceite de oliva sea de calidad virgen extra, porque su sabor es mucho mejor y su consumo, más aún en crudo, como es este el caso, se asocia con multitud de propiedades beneficiosas para nuestro organismo. No así el aceite de oliva común.

En un mortero de mármol, con mazo de madera, se ponen los dientes de ajos en función del gusto en el mortero, previamente pelados. Para un mortero de alioli normalmente dos ajos son suficientes, aunque se puede añadir uno o dos más para obtener un sabor más fuerte en ajo y un poco picante. A los ajos, al principio, se les añade un poco de sal.

Se machacan los ajos con un poco de sal hasta conseguir una pasta fina, para sacarles el jugo, ya que es eso lo que liga con el aceite.

Se va echando en hilo fino el aceite, mientras se remueve sin parar el mortero, girando para el mismo lado, hasta que queda una crema espesa. El aceite conviene añadirlo casi gota a gota, para que no se corte.

La única manera de cortar un alioli es querer ir demasiado rápido y añadir mucho aceite de golpe.

Al final se puede rectificar de sal y, opcionalmente, añadir unas gotas de zumo de limón como condimento.

Otros Artículos Relacionados

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.