El aceite de oliva virgen extra protege las arterias

aceite oliva aceitunas

Los efectos beneficiosos asociados al consumo de aceite de oliva virgen extra cada vez están más consolidados científicamente y son más numerosos. Hace unas semanas veíamos como el aceite de oliva virgen extra mejora la memoria y protege el cerebro frente a la enfermedad de Alzheimer. Hoy vamos a ver un estudio que concluye que el aceite de oliva virgen extra protege las arterias.

El estudio fue llevada a cabo por investigadores de la Universidad de Córdoba en el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba y el Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba y se publicó en la revista científica “European Journal of Nutrition” en el año 2016.

El aceite de oliva virgen extra protege las arterias

El estudio pretendía analizar los efectos antinflamatorios del aceite de oliva. Para ello, se distribuyeron desayunos a veinte pacientes con síndrome metabólico (conjunto de factores de riesgo que llevan a una persona a poder padecer una enfermedad cardiovascular) del Hospital Universitario Reina Sofía con aceite de oliva virgen y con el mismo aceite tras retirarle los polifenoles.

Dos horas después del consumo del alimento, se extrajeron de los pacientes muestras de plasma sanguíneo. El suero se puso en contacto con un cultivo de células del endotelio humano, que recubren las arterias. Cuando el suero procedía de personas que habían ingerido aceite de oliva virgen, se observaba que las células del endotelio estaban más protegidas ante la inflamación que las de los aceites refinados, pobres en compuestos fenólicos.

Una de las fortalezas de este estudio es que ha sido realizado con seres humanos puesto que no son pocas las veces que algunos efectos analizados en animales (ratas o ratones, principalmente) no se ven luego reflejados en los estudios clínicos.

Los polifenoles del aceite de oliva virgen extra constituyen una fracción muy compleja, formada por un número muy elevado de compuestos, algunos todavía por identificar. Los aceites de oliva ricos en polifenoles presentan un grado de estabilidad mayor y unas propiedades organolépticas características, con un sabor “picante” y fuerte, que es indicador de alta calidad, aunque no siempre sean las características organolépticas preferidas por los consumidores.

Los compuestos fenólicos tienen, además de propiedades antiinflamatorias, otras antioxidantes y antitumorales que todavía están siendo estudiadas en profundidad.

Fuente: ABC

Otros Artículos Relacionados

Deja un Comentario